La decadencia de los superhéroes

Por casualidad me he topado hoy -así son las tardes poco laboriosas de agosto- en Bleeding Cool con una muestra del artista italiano Giussepe Veneziano en la que desmitifica a los superhéroes.

‘La decadencia de los superhéroes’ muestra a Wonder Woman masturbándose o a Spiderman esnifando cocaína, entre otras circunstancias poco ‘heroicas’.

Curiosamente dos de los cuadros me han recordado inevitablemente a uno de mis artistas favoritos: Edward Hopper. La referencia es bastante evidente.

Waiting for, de Giuseppe Veneziano

Waiting for, de Giuseppe Veneziano

People in the Sun, de Edward Hopper

People in the Sun, de Edward Hopper

La solitudine del Ragno, de Giuseppe Veneziano

La solitudine del Ragno, de Giuseppe Veneziano

Night Hawks, de Edward Hopper

Night Hawks, de Edward Hopper

Publicado en Comic | 3 comentarios

Plaza Mario Benedetti

Descubrí que durante unos cuatro años viví cerca de la casa del poeta Mario Benedetti en Madrid cuando ya había dejado aquel barrio. “Cerca” era realmente cerca. Google Maps dice que sólo hay cuatro minutos a pie entre ambos pisos.

Ahora, esa plaza junto al antiguo piso de aquel exiliado bajito y asmático tendrá el nombre del escritor uruguayo. Creo que habré pasado incontables veces por la que ahora se conocerá como Plaza Mario Benedetti.

Recuerdo que en ella crece cada tarde el rumor de los niños jugando, al fútbol y en los columpios, y que un día me pasé unas cuantas horas en un banco escribiendo sobre mi hundimiento.

También recuerdo que, en otra ocasión, recién llegado a la Universidad, oí recitar a Benedetti sus poemas en un atestado colegio mayor del campus. Me firmó un libro. “Gracias”, le dije. “De nada”, me dijo él, que tenía pocas ganas de hablar. “No, pero quiero decir: gracias por todo”, insistí. Él sonrió vagamente. Estaba realmente cansado.

Algunos años más tarde, sin saber que Benedetti vivía a sólo cuatro minutos, recurrí a uno de sus poemas para escupir todo lo que llevaba dentro y que no era capaz de exteriorizar. Afortunadamente, ya le había dado las gracias de antemano.

El último recuerdo es del 17 de mayo de 2009. Benedetti murió y la noticia me dejó tan frío que me asusté. No sentí nada. Absolutamente nada. Y la falta total de sensibilidad hacia el tema me hizo reflexionar sobre si, en realidad, había desarrollado una extraña facultad para ser un replicante varado en la ciudad. Todavía hoy me lo sigo preguntando.

El periódico dice que aún se puede ver el nombre de Benedetti en el buzón de su antigua casa. En mi antiguo piso hace ya más de un año que mi nombre ha desaparecido.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Envejecer en Google

Muestra de las sugerencias que te hace Google cuando pones en el buscador “Tengo 20 años” frente a “Tengo 80 años”.

Actualización: por lo visto la búsqueda de “Tengo 80 años” está condicionada por un supuesto poema de Borges que no es tal.

Así que esta otra búsqueda sí que sería más fiable para hacer comparaciones.

Publicado en Internet | 2 comentarios

El musical Avenue Q se estrena en España… en la Universidad

Avenue Q es un musical de Broadway -aunque empezó en el ‘off Broadway’- de un éxito excepcional. En 2004 ganó el premio Tony como mejor musical y todavía hoy sigue en cartelera. Es una especie de ‘Barrio Sésamo’ gamberro -por ejemplo, el monstruo de las galletas se transforma en Trekki Monster, un fanático del porno- en el que los actores controlan marionetas en escena.

Por lo visto, hay una productora que ya prepara una versión en español y están con el casting. Pero el estreno en España, en realidad, ya se ha producido. El grupo de teatro amateur ‘No es culpa nuestra’, de la escuela de Ingeniería de Telecomunicaciones de la Politécnica de Madrid, ha realizado una excelente versión. El último día de representación será mañana, viernes.

Su mérito es increíble. Han traducido y adaptado las canciones. La música -con 9 instrumentos- y las voces son en directo, las marionetas y la escenografía se las han currado ellos. Vi la obra el martes y no pude parar de reír y de admirar el trabajo tan logrado por este grupo que muchas veces deja de parecer amateur.

‘No es culpa nuestra’ se creó en 1993 y ha ganado premios incluso fuera del circuito universitario. Son el orgullo de su escuela y me atrevería a decir que deberían ser el orgullo de su Universidad porque el nivel de sus obras es muy alto. Ha habido algunos miembros, de hecho, que dejaron ‘teleco’ para empezar Arte Dramático.

Si podéis ver este Avenue Q aún estáis a tiempo y os aseguro que no os arrepentiréis – son tres euros de nada-. Seguramente pensaréis que tengo algún colega en el grupo pero no es así. Llevo tres años viendo obras de ellos y cada vez me sorprenden más.

Os dejo algunas fotos que hice de la obra.


Publicado en Teatro | 3 comentarios

Robots catalanes

Hoy me hubiera gustado hacer una entrada currada. Tenía muchas ganas y tenía el tema pensado. Pero el trabajo hoy me ha sorbido los sesos, las fuerzas y todo el tiempo.

Pese a todo, me ha hecho gracia ver este twitt en el Twitter de @A_Valenzuela sobre la posibilidad de que un robot catalán llegue a la Luna.

Inmediatamente he recordado la canción Robot, de Antonia Font, con la letra, por supuesto, en catalán. Curiosas asociaciones de ideas. Y llevo dos días seguidos hablando de robots.

Publicado en Musica | 1 Comentario

Robots que flipan con Miguel Hernández

Esta página me ha fascinado hoy. Pertenece a ‘Todo era azul’, uno de los cómics ganadores del certamen Creacómic, un concurso realizado por la CAM para jóvenes de hasta 35 años y cuyo resultado se ha fallado hoy. La autora es Ana Galvañ Quiles y la obra versa sobre Miguel Hernández, del que este año se cumple el 100º aniversario de su nacimiento.

Tiene buena pinta, la verdad.

Publicado en Comic | 2 comentarios

Pardillos

Portada del cuarto número de PardillosEl título podría ser un homenaje a mi vida pero no. Es la parodia referencial en cómic de Perdidos. Aza, un estudiante de ingeniería de Telecomunicaciones, es el autor del dibujo y los guiones de este tebeo que publica en Internet y que se recopilan en tomos de 36 páginas –uno por temporada-.

Ahora aparece el cuarto -3,50 euros-. ‘Pardillos’ me parece divertido aunque es evidente que sólo los seguidores de la serie le encontrarán alguna gracia.  Para mí lo mejor sigue siendo el personaje de Sayid, transformado en un Bender con rizos. El cómic cumple, entretiene, hace reír -a ratos- aunque no es nada del otro mundo. Al menos durante los tres primeros tomos el guión se mantuvo muy -demasiado- fiel a la historia original de la serie.

Lo que no se le puede negar es su indudable éxito comercial. Con 10.000 ejemplares vendidos, se trata de todo un hito para un cómic autoeditado.

Publicado en Comic | Etiquetado | 5 comentarios